Qué es una marmita de cocina

En la hostelería, muy a menudo, nos preguntamos cuáles son los mejores materiales tanto de menaje como de materias primas para poder dar a nuestros comensales, la mejor experiencia y el mejor servicio posible.

Uno de los principales problemas en los buffets o caterings es la preservación de los platos calientes. Muchos de ellos terminan estando fríos para los últimos comensales del día, quienes por lo general acaban teniendo una peor experiencia con la comida.

Hoy vamos a descubrir una forma de solucionar este inconveniente y de mantener platos calientes desde el primer al último comensal con las marmitas soperas.


¿Qué es una marmita?

Las marmitas soperas son recipientes grandes, de tamaño industrial, que sirven para cocinar, almacenar y calentar una gran cantidad de platos como guisos, potajes, sopas, salsas o cremas.

Están bastante asociadas a las ollas ya que su forma y utilidad son bastante similares. Como hemos comentado se utilizan fundamentalmente para cocinar y preservar platos que contienen gran cantidad de líquido.

Son muy utilizadas en las cocinas profesionales ya que se cocina en grandes cantidades y las marmitas industriales ayudan a la hora de preparar cantidades abundantes de comida y facilitar así la preparación de un menú del día o platos estrella que sabes al 100% que vas a dar en el servicio.

Historia de las marmitas

Las marmitas, calderos o recipientes que se usan para cocinar existen desde hace miles de años, ya que una de las primeras formas de cocinado era calentar al fuego la comida. Poco a poco se fue avanzando, creándose la cocción gracias a la llegada del bronce y los metales en general.

Durante mucho tiempo, los orfebres creaban marmitas con adornos ya que daban prestigio a los poseedores de las mismas cuando hacían celebraciones.

Ya en el siglo XVII se creó en Francia la olla a presión, una marmita que empleaba el vapor a presión y el control de la salida del vapor mediante una válvula para el cocina y preservación de los alimentos. Este invento supuso un gran avance en las cocinas ya que mejoró la calidad de los platos y la rapidez de su preparación.

Más tarde, se creó lo que hoy conocemos todos como “olla express” a partir de esa olla a presión. Por lo tanto podemos decir que la marmita industrial y la olla express tienen una procedencia común.

Tipos de marmitas

Aunque existen muchas clases de marmitas para cocina que podemos utilizar pero nosotros hemos decidido agruparlos en dos tipos:

Marmitas tradicionales

Llamamos marmitas tradicionales a las que se exponen directamente al calor, a las marmitas de barro clásicas que todos tenemos en nuestra mente porque hemos visto a nuestras abuelas o hemos visto en series más antiguas.

Se calienta la base de la marmita sobre fuego, esta es la base de la cocina tradicional. Pero tiene su inconveniente, y es que no todas las partes del guiso se calientan de la misma forma ya que solo se calienta una parte del recipiente. Esto supone que se debe remover de forma continua durante el cocinado, quitando mucho tiempo si se tienen muchos comensales.

Ya que ahora tenemos otro tipo de marmitas industriales que no son tan parecidas a una olla tradicional, las marmitas tradicionales han quedado relegadas a un segundo plano o limitadas a algunos platos concretos.

Marmitas modernas

Las marmitas modernas o industriales son, desde hace mucho tiempo, las ollas que encontramos en todos los restaurantes, ya que son bastante más eficientes que las antiguas, el calor llega de una forma distinta.

Estas marmitas de cocción se calientan de una forma parecida a lo que siempre se ha conocido como “al baño maría” porque no calientan solo una parte de la marmita si no toda la superficie.

¿Cómo? Mediante resistencias eléctricas, vapor a presión o gas. Con esto se consigue que la forma que llega el calor sea la misma para toda la marmita y así el cocinado sea uniforme para todas las partes del plato.

Aunque nosotros no lo consideramos como tipo de marmita, ten en cuenta que dentro de cada tipo existen muchas capacidades como 25, 50 o 100 litros, es muy importante que sepas escoger la que mejor se adapta a tu negocio.

Cómo elegir la mejor marmita para tu negocio

Bien, después de toda esta información que te hemos proporcionado, seguro que te está asaltando la duda de que marmita comprar o cual es la que mejor te conviene, nosotros te lo solucionamos.

Cada caso y cada negocio requiere unas características distintas pero siempre debes pensar en los siguiente:

  1. Mirar la capacidad que tienen controlando las cantidades que nosotros vamos a cocinar, no es lo mismo calentar una marmita con 25 litros de capacidad que una de 100.
  2. Ten en cuenta que cuesta mucha energía calentar una marmita de gran capacidad y si eliges una de bajo consumo, al final notarás en tus gastos este ahorro.
  3. Para saber qué tipo elegir, te recomendamos que analices tu menú. Si hay platos más sencillos como sopas o cremas, las tradicionales te pueden servir, si los platos son más elaborados como guisos o potajes, seguramente una marmita industrial será una mejor opción.

¿Cuáles te proponemos nosotros en Soluciones Hosteleras?

En nuestra tienda podrás encontrar varias marmitas de cocina de la marca Buffalo, en la cual confiamos al 100% después de llevar muchos años trabajando con ellos.

Vamos a poner algún ejemplo pero te recomendamos echar un ojo a todas las disponibles:

La mejor marmita que encontrarás en Soluciones Hosteleras es la marmita color cobre ya que tiene un regulador de temperatura y se calienta de una forma homogénea para aprovechar al máximo la calidad de los alimentos.

No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Instale nuestro sitio web en su ordenador:
X
1
×
Hola,
Trabajamos de 10 a 18 horas. ¿En qué podemos ayudarte?