Soluciones Hosteleras

Tablas de cortar codificadas por colores. ¿Qué significan los colores?

Hola a todos,

¿Os habéis preguntado en alguna ocasión porque hay tablas de cortar de varios colores? Esto no es por una cuestión de diseño o de dar color a la cocina sino que las tablas se han codificado por colores y cada color sirve para cortar determinados alimentos. Así pues, las tablas blancas son para productos lácteos y pan, las tablas amarillas son para cortar carnes cocinadas, las tablas marrones son para cortar hortalizas de raíz, las tablas rojas son para cortar carnes crudas, las tablas azules son para cortar pescados crudos y las tablas verdes son para cortar frutas y verduras. Actualmente, con las intolerancias y las alergias a los alimentos se ha sacado al mercado un nuevo color de tabla, el morado que se usa para manipular alimentos "libres de".

Cada vez es más importante que se use la codificación por colores ya que evitamos contaminaciones cruzadas, mezclas de sabores o posibles intoxicaciones. Tus clientes se sentirán más seguros a la hora de comer en tu establecimiento y si surgiera cualquier problema alimentario, con la codificación por colores es más fácil seguir la trazabilidad y detectar donde ha surgido la contaminación.

Os dejo una imagen que podéis utilizar para poner en vuestra cocina y que vuestros empleados puedan ver y evitar dudas a la hora de usar la tabla adecuada:

Tablas de corte

Una vez aclarado el tema de los colores conviene diferenciar entre los dos tipos de tablas de plástico que hay, las tablas de polietileno de alta densidad y las de baja densidad. Las tablas de corte de alta densidad son más resistentes a los cortes y el grosor de las tablas que nosotros vendemos es de 12mm o de 25mm. Que sean más resistentes a los cortes de los cuchillos es bueno porque las bacterias siempre se adhieren mejor en grietas y ranuras y es más difícil eliminarlas aún lavándolas, por eso es importante que cuando las tablas estén muy ralladas se cambien por tablas nuevas. Las tablas de baja densidad son más delgadas y menos resistentes a los cortes por lo que conviene que se reemplacen con mayor frecuencia. También es importante que no se laven en el lavavajillas ya que durante el ciclo de secado las tablas se pueden deformar por el calor y luego pierden efectividad. Estas tablas son más económicas pero su durabilidad en una cocina comercial es menor.

En cuanto a su limpieza y mantenimiento, las tablas hay que limpiarlas con agua y jabón y es importante no secar con un paño de tela, sino que se deben dejar secar al aire, en posición vertical, por eso conviene tener un estante de tablas que permite que circule el aire entre tablas y se sequen rápidamente. En caso de que no se disponga de tiempo para dejar secar la tabla, es mejor secarla con una toalla de papel ya que un trapo de tela puede dejar fibras o restos y contaminar la tabla y por ende los alimentos que se vayan a preparar en dicha tabla.

Espero que estos consejos os hayan resultado útiles y hayamos resuelto algunas dudas.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información