Soluciones Hosteleras

¿Qué lavavajillas me compro?

Hola a [email protected],

Hoy os voy a hablar sobre los lavavasos y lavavajillas industriales. Hay varios modelos según distintas necesidades y luego cada modelo tiene distintas variantes. Todo esto lo vamos a tratar de explicar en este post para que tengáis toda la información y acertéis con vuestra compra.

Primero están los lavavasos, son máquinas pequeñas que se suelen instalar en las barras de bares y cafeterías. Los hay de dos tamaños según las medidas de la cesta interior, son de 35x35cm y de 40x40cm.

  • El más pequeño, el de 35x35 se usa sólo para lavar los vasos y las copas, es un lavavasos de barra. Suele tener un solo brazo en el interior de la cuba, en la parte de abajo. La puerta suele admitir vasos y copas de hasta 24cm. de altura y el ciclo de lavado suele ser de 1 o 2 minutos.
  • El de 40x40 se usa para lavar vasos, copas, tazas y platos. También suele instalarse en la barra del bar o la cafetería. Este modelo ya suele llevar dos brazos de lavado, uno en la parte de arriba y otro en la parte de abajo de la cuba. La puerta suele admitir copas y platos de hasta 29cm. de altura y el ciclo de lavado suele ser de 2 minutos.

Estos lavavasos pequeños, los más económicos suelen venir únicamente con dosificador de abrillantador y desaguan por gravedad, es decir, el tubo de desagüe está más bajo que la cuba del lavavasos y por la propia gravedad, cuando el lavavasos desagua, el agua cae al tubo de desagüe. Esto es muy importante, ya que si el tubo de desagüe está mas alto que la cuba del lavavasos, cuando quiera desaguar no va a poder. Para solucionar eso, hay lavavasos con bomba de desagüe, este tipo de modelos suele traer también dosificador para detergente y para abrillantador. Vuestro proveedor de químicos y celulosa os sabrá regular ambos dosificadores para que con el mínimo jabón y abrillantador, el resultado final sea impecable.

Luego están los lavavajillas y lavaperolas, son máquinas más grandes que suelen estar instalados en las cocinas, en una zona de lavado específica con una mesa y un fregadero de acero inoxidable. Los hay de cesta 50x50cm. y de cúpula o campana

  • Los lavavajillas son de cestas de 50x50 y se usan para lavar el menaje, platos, fuentes y cubiertos. Estos aparatos suelen tener 2 brazos, uno arriba y otro abajo y tienen 2 o 3 ciclos de lavado de 1, 2 o 3 minutos. La puerta admite copas de hasta 34cm de alto.
  • Lavavajillas de capota, estos modelos no tienen una puerta frontal para introducir los platos sino que toda la capota se sube dejando a la vista la cesta y el interior del lavavajillas. De esta forma se soluciona el problema de la altura máxima de cazuelas, ollas, perolas y menaje. Al igual que los de 50x50 la cesta interior es de la misma medida. También tienen 2 o 3 ciclos de lavado de 1, 2 o 3 minutos.

Como en el caso de los lavavasos pequeños, los hay sólo con dosificador de abrillantador, los más económicos, o con bomba de desagüe, dosificador de jabón y detergente. Es importante hablar con vuestro proveedor de químicos y celulosas para que os regulen ambos dosificadores. En el caso de comprar el básico, vuestro proveedor de químicos os ofrecerá la posibilidad de instalar el dosificador de jabón. Todos los lavavajillas vienen ya preparados para que se pueda hacer esa instalación de forma sencilla y segura.

Elegir el más apropiado a vuestras necesidades os hará ahorrar un montón de dinero, tanto en agua, como en jabón, como en abrillantador, como en electricidad. Estos aparatos tienen un calderín con una resistencia que mantiene el agua a más de 60ºC para que cuando inicie el ciclo de lavado el proceso sea rápido y en 2 minutos la loza esté limpia y seca, por eso es tan importante comprar el modelo que más se ajuste a vuestras necesidades y muy importante, antes de comprar nada, hay que medir el espacio donde va a ir instalado para evitar sorpresas de última hora.

Por último, si la loza os sale húmeda es porque el abrillantador no ha entrado o está entrando muy poco. Si la loza sale con espuma es porque está entrando demasiado jabón. Por eso es importante que vuestro proveedor de químicos os regule los dosificadores, ahorraremos dinero y cuidaremos del medio ambiente sin renunciar a un resultado de lavado óptimo.

Espero que os haya resultado útil.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información