Soluciones Hosteleras

Food Truck, una vía de negocio.

Estás pensando en montar un Food Truck? Tienes ya una idea de negocio de comida callejera y te gustaría ir de Feria en Feria ganándote la vida con tu gastroneta?

Bienvenido, en este post te daremos algunos consejos acerca de este tema tan apasionante.

Los vehículos tienda llevan toda la vida con nosotros, desde siempre a los pueblos más remotos, y a los no tanto, llegaban furgonetas de comida tocando el claxon para que la gente saliera a la plaza del pueblo a abastecerse de sus productos.

Hay camiones panadería, furgonetas carnicería, pescaderías rodantes, vehículos mini supermercados, etc. Este tipo de negocio suponía una ampliación del negocio físico que el dueño tenía en algún pueblo o ciudad más grande desde donde salía y cubría su área de influencia. Aumentaba su negocio siendo él quien salía a buscar los clientes y a su vez hacía una labor social ya que de otra manera esa gente no podría tener acceso a los productos.

Ahora, de unos años para acá, se ha puesto de moda ir con tu camioneta ofreciendo tus platos y cocinando en el momento. Aunque de inicio suene chulo, lleno de aventura y una forma diferente de ganarse la vida, hay algunos obstáculos que debes conocer, el primero de todos, las distintas legislaciones según el pueblo, la provincia, la comunidad autónoma, etc. Para saltarse este despropósito de competencias triplicadas y farragosas leyes escritas por funcionarios, han surgido las “Ferias” donde se puede dar cabida a los Food Trucks sin estar sometidos a tantas leyes distintas. Gracias a las “Ferias” puedes ir con tu gastroneta de comida y desarrollar tu negocio, por eso es importante que si estás pensando en montar una, acudas a las asociaciones que se han creado para este modelo de negocio, ya que son ellas las que se encargan de generar actividades, encuentros y Ferias donde puedas desarrollar la actividad sin miedo a que te multen. La parte negativa de este modelo de negocio es que al no haber una legislación clara para todo el territorio, no puedes ir con tu Food Truck donde tu quieras y a la hora que quieras y tienes que ajustarte sólo a las Ferias y compartir clientela con el resto de competidores que se encuentran en la Feria.

La parte positiva es que si estás en suelo privado, puedes aparcar tu Food Truck y desarrollar tu actividad y nadie te puede decir nada siempre que cumplas con las normas sanitarias y tengas tu vehículo homologado.

Os dejo un enlace donde podéis consultar el reglamento (CE) Nº 852/2004 del parlamento europeo de 2004 relativo a la higiene de los productos alimenticios.

Si a pesar de los inconvenientes sigues queriendo montar tu Food Truck de comida callejera te diré que nosotros hemos ayudado ya a varios emprendedores con el equipamiento y hay una serie de elementos que es obligatorio independientemente de la comida que vayas a cocinar. Vas a necesitar un lavabo con su dispensador de jabón y su dispensador de bobina mecha, una mesa de trabajo de acero inoxidable y una unidad de frío (frigorífico, congelador o vitrina expositora…) como mínimo para la conservación de los alimentos.

Como el espacio es muy reducido, hay que aprovecharlo al máximo para ser funcional y operativo. Es muy importante tener claro que vas a cocinar para equipar la furgoneta con sentido común y separando la zona de frío de la zona de calor. Si vas a usar una plancha, una cocina de inducción o una freidora vas a necesitar también una campana de extracción y esa zona de calor tiene que estar junta y separada de la zona de frío.

Es muy importante disponer de baterías autónomas para desarrollar la actividad sin tener que depender de alumbrados eléctricos públicos que puede que en según que sitios, no haya. Si vas al campo, será difícil encontrar un punto de luz donde enchufar tu Food Truck.

Otra cosa importante, OJO con el peso final del Food Truck, ten en cuenta que si sobrepasas el Peso Máximo Autorizado de 3.500 kilos ya no es un vehículo que puedas conducir con el carnet B1 y puedes ser multado, el vehículo inmovilizado y no podrás deleitar a tus comensales con tu comida. Cuando al Food Truck le metes las baterías y el equipamiento, horno, frigorífico, vitrina, botellero, lavabo, armario, plancha, etc. todo eso pesa y hay unos límites. Todas las manipulaciones deben ser homologadas y recuerda que debes pasar la ITV todos los años durante los 10 primeros años y luego cada 6 meses.

Por último te queda hacer un plan de negocio y elegir muy bien el tipo de alimentos que vas a cocinar, piensa que vas a competir con otros Food Trucks en las Ferias. Mi consejo es que sean productos que puedas llevar ya prácticamente elaborados de casa y en la camioneta solo sea cuestión de marcar en plancha o calentar y listo. Esto te dará agilidad a la hora de servir. También es importante que el precio de los productos sea económico, la comida callejera cara no funciona.

Si te sientes desbordado o necesitas más consejos, puedes ponerte en contacto con nosotros pinchando aquí, estaremos encantados de asesorarte sin ningún compromiso por tu parte.

El mundillo de los Food Trucks es apasionante y pese a lo que pueda parecer la gente que se dedica a esto es bastante solidaria y aunque hay competencia, no es una competencia feroz. Al igual que en el mundo motero, en el mundo de los Food Trucks, los profesionales que se dedican a ello, por el tipo de negocio y su filosofía de vida, son gente que huye de las competencias y los objetivos de venta y los incrementos de facturación continuos, sólo quieren llevar su cocina allí donde les lleva su Food Truck y disfrutar con lo que hacen y hacer disfrutar a sus comensales.

Así que ánimo y prueba, recuerda que sólo se equivoca el que no hace nada y cuando haces algo, puedes triunfar o puedes aprender, pero en ningún caso es un fracaso.

Confío que este artículo os haya resultado útil.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información